martes, 16 de octubre de 2012

La trágica historia de acoso y muerte que conmociona a Canadá

La muerte de Amanda Todd, una adolescente de 15 años, conmociona a Canadá desde el miércoles pasado. Víctima de engaños, acoso cibernético y escolar, la joven sufrió una depresión aguda que la llevó al consumo de alcohol y drogas. Tras varios intentos de suicidio, contó su historia en un video que publicó en YouTube. Un mes después, se mató.



 En el video, la joven estudiante cuenta sin pronunciar una palabra el acoso que sufrió durante los últimos tres años , simplemente con carteles escritos a mano que hace desfilar frente a la cámara.
En el video de 9 minutos y titulado "Mi historia: lucha, acoso, suicidio, daño", Amanda explica que cuando tenía 12 años un hombre que conoció a través de una video chat la convenció que le mostrara los pechos.
Un año después, el desconocido la contactó a través de Facebook y le pidió que se desnudara frente a la cámara a cambio de no difundir las imágenes de su primer encuentro.
Poco después, la policía se presentó en la casa de la joven porque las imágenes habían sido distribuidas a sus profesores, amigos y familiares a través de la redes sociales.
Todd describe en el video la ansiedad, depresión y pánico que le causó la distribución de su imagen desnuda y como cayó en un círculo vicioso de drogas y alcohol que agravaron su sufrimiento.

Un año después, el desconocido creó una página de Facebook en la que utilizó la imagen desnuda de Amanda como su foto del perfil. "Perdí todos mis amigos y el respeto que la gente me tenía. Me insultaban y me juzgaban. Nunca podré recuperar esa foto. Esta ahí para siempre", declaró.
La pesadilla de Todd continuó otro año más a pesar de que cambió de colegio. Salió con un chico que creía era un amigo suyo. Días después, una quincena de jóvenes la esperaron frente a su nueva escuela y la novia de este chico la golpeó mientras otros grababan la agresión en sus celulares.
"Quería morirme. Cuando (mi padre) me trajo a casa, tomé blanqueador. Me mató por dentro y creía que me iba a morir. La ambulancia vino y me llevó al hospital y me purgaron" continua la joven canadiense en el video.
Al salir del hospital, Todd se encontró con varios mensajes en su Facebook diciendo que se merecía lo que le pasaba y que debería morir. También la habían etiquetado en fotos y promociones de productos de limpieza. Amanda se mudó a otra ciudad y cambió de nuevo de colegio. Pero el acoso siguió a través de internet.
"Estoy llorando continuamente. Todos los días me preguntó por qué estoy todavía aquí. Mi ansiedad es horrible. No salí en todo el verano. Todo por mi pasado. La vida no mejora. No puedo ir al colegio o reunirme con gente. Me estoy cortando constantemente. Estoy muy deprimida", relataba.
 El video termina con dos tarjetas en las que se lee "No tengo a nadie. Necesito a alguien. Mi nombre es Amanda Todd" y una foto de su brazo sangrando con múltiples cortes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada