domingo, 5 de abril de 2015

LISANDRO LONG Y FEDERICO ROZAS EJERCEN SU DERECHO A REPLICA

Teniendo en cuenta los incidentes ocurridos el sábado 28 del mes de marzo en la localidad de Villa Iris y la difusión en los medios sobre los hechos y nuestras conductas en los mismos, queremos  utilizar nuestro derecho a réplica, con el fin de informar la verdad de los acontecimientos.-
Ante un conflicto personal  entre chicos, Gabriel  Long y  un amigo menor de edad que nos acompañaba, decidimos conversar con el  joven  con el cual tuvimos el altercado, en ese trayecto una persona se baja de un auto particular vestido de civil y forcejea y le pega al menor (amigo del cual tuvimos el problema). Al ver esto, Federico Rozas quien circulaba en la camioneta, baja  y pide al sujeto  (Martin Hoven) que lo  suelte, éste al verse asustado desenfunda un arma  y ordena que se suba a la camioneta, sin anunciarse que era policía, conclusión que llegan los suscriptos luego de que fuéramos aprendidos.
En ningún momento existió agresión,  ni amenaza con cuchillo de parte de nosotros, como data en el diario.
Al ver que una persona de civil, que baja de un auto particular, desenfunda un arma, ante una gresca, nos vemos intimidados y decidimos escapar pensando que lo peor podía pasar.- Acto seguido llega otro sujeto (Maximiliano Prost), vestido de civil, el  cual tampoco anuncia ser policía, comienza a forcejear por la ventanilla del conductor, sosteniendo el volante y los brazos del conductor de la camioneta, que ya estaba en  marcha, y es así que se produce la colisión. Luego al aparecer el patrullero, autoridad policial suficiente, con la sola presencia del automóvil, y agentes así vestidos, es que nos detuvimos en la marcha.
En conclusión: Los policías nunca dijeron ser policías, y mucho menos actuaron como tales, ni dando órdenes de alto, ni mostrando credencial alguna. Sino más bien golpeando y asustando  con su arma.- Tanto la linterna como el cuchillo, se encontraban en la camioneta, y nunca adosadas al cuerpo, ni mucho menos en nuestras manos; fueron utilizadas en el asado de la fiesta del pueblo.-
Estamos apenados por la mala interpretación de los hechos, que seguramente fueron tergiversados adrede, por la misma autoridad que nunca se identificó, y que se encargó de redactar  una aventura policial.-
LISANDRO GABRIEL LONG.

FEDERICO ROZAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada